Empresa

Historia

En los años 30, Silvio Pedrinelli llegó al puerto de Montevideo, trayendo de su Italia natal los secretos de la tradicional “cucina italiana”.

Con el poder de sus recetas convirtió a más de un criollo del asado a las pastas caseras.

Así fue que en esos años abrió la fábrica de pastas artesanales “La Especialista”, para reflejar su pasión por la buena pasta.

En los años 80 se sumó la producción de masas, también artesanales; salsas y quesos.

Casi 80 años después de la creación de la fábrica, la empresa continúa reflejando el sacrificio y compromiso que inspiró a Silvio Pedrinelli ahora en manos de la segunda generación de una nueva familia de inmigrantes.

Por sus pilares fundamentales, como el trabajo en equipo, el desarrollo profesional, la apuesta al servicio y a la calidad total, La Especialista es sinónimo de buena cocina gracias a sus clientes.

Porque más allá de la historia, la especialista sos vos.

Tecnología e innovación

En La Especialista se cuida hasta el más mínimo detalle en el proceso de elaboración, mediante la aplicación de análisis de control de puntos críticos y el cumplimiento de la reglamentación sobre buenas prácticas de manufactura.

Un grupo de técnicos alimenticios realizan permanentes chequeos de estabilidad en el producto y químicos profesionales hacen controles de microbiología en un laboratorio propio para asegurar los estándares más altos de calidad.

Calidad en todo el país

Si bien La Especialista surgió como una fábrica de pastas barrial, gracias a la incorporación de tecnología, actualmente logra llegar a comercios de todo el país, lo que posiciona a la empresa como una industria líder a nivel nacional.

En su moderna planta de producción de 6.000 m2 trabajan más de 100 empleados especializados en cada etapa del proceso y elaboración de todos sus productos artesanales e industrializados.

Una flota de camiones y camionetas refrigeradas distribuye los productos frescos en los autoservicios y grandes supermercados del país.

De esta manera, mantenemos intacta la cadena de frío hasta que el producto llegue a las manos de nuestros consumidores.